26/08/2015

“La prioridad del próximo gobierno es reducir la inflación”

El jefe de Investigaciones de Idesa, Jorge Colina, disertó en Córdoba sobre la “Situación económica y social de cara al próximo gobierno”.

La necesidad de reducir drásticamente la inflación, unificar el mercado cambiario a través de un plan antiinflacionario, bajar la presión tributaria o hacer rendir los impuestos mediante la mejora de servicios del Estado y la eliminación de la burocracia estatal, son parte de la agenda de políticas públicas que deberá afrontar el gobierno que gane la elección presidencial dijo hoy el economista Jorge Colina.

Colina, jefe de investigaciones de IDESA( Instito de Desarrollo Social Argentino), dio una conferencia en Córdoba sobre la “Situación económica y social de cara al próximo gobierno” en la que ubicó estos temas económicos como prioritarios para la gestión que asumirá la Presidencia en diciembre.
Además consideró que la administración nacional que resulte electa debería adoptar metodologías que no castiguen “a las empresas privadas cuando les va bien, encarar negociaciones colectivas de trabajo ligadas a la productividad pare evitar la inflación y lograr aumentos de ingresos reales sustentables”.

A modo de conclusiones ante el interrogante sobre si “hay una bomba de tiempo” en la economía Argentina, apuntó como factores de riesgo el “déficit fiscal creciente financiado con emisión y represión cambiaria (cepo), timba financiera y caída de reservas, lo que está forzando una devaluación”.

En lo social señaló el estancamiento del empleo privado formal en contraposición con el crecimiento del empleo público (con ingreso de militancia), aumento del cuentapropismo e inactividad laboral impulsada por planes sociales como la Asignación Universal por Hijo, Progresar, pensiones no contributivas y moratorias jubilatorias.

Respecto a las campañas con vista a las elecciones presidenciales las consideró con poca sustancia, porque se sabe que “los remedios a aplicar no son populares y tendrán costos políticos, razón por la cual se habla de promesas más generales”.

Para Colina, la solución de fondo a todas estas distorsiones acumuladas de la economía pasa en primer término por “reducir la inflación”, hasta llegar a un “10 por ciento” y consideró que el próximo presidente “va a tener que tomar decisiones más drásticas”.
“Es impensable que se pueda bajar una inflación de un 30 por ciento a un dígito sin tomar algunas medidas de ajuste”, dijo el economista. Colina disertó hoy al mediodía en el edificio Terracom Office ubicado en calle Arturo M. Bas 136.

Desarrollado por dotPlan