Informes Nacionales

03/07/2011 -
Número 396

El empleo asalariado registrado vuelve a crecer a tasas elevadas, pero insuficientes frente a los severos problemas laborales que sufre la Argentina. Esto demuestra que no se está aprovechando la bonanza económica para avanzar hacia una sociedad más equilibrada. Para no seguir dilapidando oportunidades, el próximo gobierno no sólo deberá corregir las distorsiones macroeconómicas sino también impulsar un ambicioso proceso de mejora en la calidad institucional que incluya la modernización de las regulaciones laborales.
 

26/06/2011 -
Número 395

Usando analogías con el caso argentino, Paul Krugman sugirió que el default de la deuda pública puede ser la base para que Grecia salga de la crisis. Pasa por alto que en el caso argentino el proceso de recuperación estuvo motorizado por una fuerte caída de los salarios y las jubilaciones reales y un contexto internacional inéditamente favorable. De todas formas, la encrucijada de Grecia no pasa por el default o la salida del Euro sino por mejorar sustancialmente la competitividad eliminando privilegios, intereses corporativos, burocracia y corrupción.

19/06/2011 -
Número 394

Los últimos años estuvieron marcados por un período de fuerte crecimiento económico y por una férrea voluntad fiscalizadora de la cartera laboral. Pero la reducción de empleos no registrados fue modesta. Prueba de ello es que todavía un tercio de los asalariados continúa en la informalidad. Para avanzar hacia un mercado laboral más integrado es vital sostener el crecimiento económico y la fiscalización, pero agregar una inteligente reforma laboral. De lo contrario, persistirá la alta informalidad ya que con las regulaciones actuales para las empresas pequeñas –segmento donde se concentra la no registración laboral– el cumplimiento de las normas seguirá siendo prohibitivo.

12/06/2011 -
Número 393

En el año 2010 se llegó a un nuevo récord de $115 mil millones de subsidios a cargo del Estado Nacional. El 60% no fueron asignados directamente a personas sino que se administraron a través de intermediarios (empresas públicas, privadas u ONG). Con este mecanismo, se eluden controles y se potencian los riesgos de corrupción. Por eso, los desvíos producidos en la Fundación Madres de Plaza de Mayo constituyen apenas un hecho puntual que la Justicia puede resolver. Pero para eliminar la corrupción estructural y mejorar la equidad social es imprescindible cambiar el modelo de gestión del gasto público.

05/06/2011 -
Número 392

El escándalo en la Asociación Madres de Plaza de Mayo no es un hecho aislado sino apenas un testimonio de un mecanismo de uso masivo y sistemático. A través de la canalización de fondos públicos por fuera del circuito estatal –ya sea para financiar proyectos de ONG, cubrir déficits de empresas públicas o subsidiar empresas privadas– se eluden los controles y las formalidades del Estado. Más allá del doble discurso a favor de lo estatal y la posterior elusión de sus controles, este modelo de gestión crea las condiciones para la corrupción y no resuelve los problemas sociales, aún con abundancia histórica de recursos fiscales.

Páginas

Informes anteriores al 2017

2016 - 2015 - 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003
Desarrollado por dotPlan