PYMES

La judicialización laboral en el mundo PyME

Los juicios laborales son un tema recurrente en la agenda laboral. Desde un punto de vista estrictamente judicial, los juicios laborales no tienen connotación positiva ni negativa. Son un método legítimo de resolución de conflictos por derechos.
Pero desde el punto de vista social y ético es irrefutable que su proliferación debe ser motivo de preocupación. Porque el verbo judicializar significa llevar por la vía judicial asuntos que podrían resolverse por la vía del diálogo. En este sentido, la judicialización es eminentemente negativa porque elige los costos del conflicto cuando el diálogo es todavía opción. 

 

Pequeñas empresas generan 4 de cada 5 empleos no calificados

La idea de convertir los planes asistenciales en subsidios al empleo formal es de una pertinencia implacable. Darles la oportunidad a los beneficiarios de programas  asistenciales de ser artífices de su propio progreso mediante un empleo productivo brinda altos dividendos individuales y sociales. El éxito de la iniciativa depende de generar demanda para este perfil de trabajadores. Esto sólo será posible a través de la simplificación de las regulaciones laborales para las pequeñas empresas. 

1 de cada 2 empleados de pequeñas empresas ganan menos del mínimo

El mercado de trabajo se adapta a las nuevas reglas que impone la corte

Pequeñas empresas en mínimo histórico de empleo formal

En el norte 4 de cada 10 empleos son en pequeñas empresas

Las pequeñas empresas rotan 3 veces más sus trabajadores.

Las pequeñas empresas generan más del 70% del empleo privado.

El riesgo de un juicio laboral es 3 veces mayor en las pequeñas empresas.

Un juicio puede representar más de 2 años de masa salarial de una pequeña empresa.

Páginas

Desarrollado por dotPlan